Acceso a la profesión

¿Qué es ser auditor?

El auditor de cuentas revisa los estados financieros de la empresa para, posteriormente, informar sobre si dichos estados representan fielmente la imagen de la empresa. Por ello, la función social, el prestigio y la responsabilidad del auditor son muy altos.

Las operaciones en los mercados financieros en particular y en la economía en general deben basarse en la fiabilidad de la información financiera. En este contexto, la intervención del auditor es fundamental para garantizar la confianza en las operaciones. La auditoría, por tanto, aumenta la transparencia de los mercados de valores y aporta mayor seguridad para la toma de decisiones.

¿Por qué es interesante ser auditor?

La auditoría aporta una visión muy amplia de la empresa, ya que permite un conocimiento de diferentes entidades y sectores que no es posible conseguir mediante otras profesiones. De hecho, a nivel nacional e internacional los profesionales de la auditoría están muy valorados por la visión que adquieren gracias a su actividad. Hoy día, multitud de puestos ejecutivos y de dirección financiera de las mayores empresas españolas provienen de la profesión de la auditoría.

A ello se une la apuesta que realizan las firmas de auditoría por la formación más completa y especializada tanto a nivel personal como de equipo, de forma que los profesionales del área reciben una formación continua en distintas áreas, desde la fiscal a la del derecho, pasando por el aprendizaje y desarrollo de idiomas.

¿Qué tengo que hacer para ser auditor?

Un recién licenciado puede trabajar en una empresa de auditoría sin ser auditor. Para ser auditor de cuentas, que es el responsable de firmar el informe de auditoría, hay que acreditar un determinado número de años de experiencia práctica y teórica, y superar un examen que se convoca generalmente cada dos años.